Luis Traversa de Betmotion nos da un panorama al mundo del igaming en Brasil y LATAM


Luis Traversa tomó un camino inusual en el mundo del igaming y apuestas online, comenzó su carrera profesional como diseñador gráfico y docente en Uruguay y su etapa en el sitio brasileño Betmotion arrancó como Diseñador gráfico y desarrollador web. En ese camino pasaron 10 años y hoy Luis Traversa es el COO de Betmotion.

En esos 10 años aprendió todo lo que hay que saber del mundo de apuestas online y igaming y vio crecer el mercado de latinoamérica desde un hub de unos puñado afiliados a ver serias y grandes acciones de marketing en la región.


También vio evolucionar el juego online en la región como algo tabú, como algo que se está regulando y aceptando en todo país de la región.

Luis se sentó con IGF y charló con nosotros de la evolución del mercado en Brasil y LATAM y las lecciones que ha dejado más de 10 años en la industria.

IGF: Se espera que Brasil sea la región de iGaming más grande de Latinoamérica una vez que se haya completado la regulación y la concesión de licencias. ¿Qué lecciones cree que esta región puede aprender de países que ya han regulado, como México o Colombia, para garantizar su mercado más seguro y competitivo posible?

LT: Pues las lecciones son varias, ya que la regulación del iGaming es esencial para garantizar un mercado seguro, justo y competitivo. Tenemos mucho para aprender de Colombia y México, pero destaco algunos puntos importantes:

  • Transparencia y claridad: la regulación debe ser clara y transparente. Es decir, las empresas tienen que comprender exactamente qué se espera de ellas y lo que se debe y no hacer. Es menester que la regulación proteja a los jugadores y respalde un juego limpio y responsable. Por ejemplo, en Colombia se han implementado medidas para proteger a los jugadores, como la autoexclusión, límites de depósito y otras herramientas que previenen el juego problemático. Tenemos que seguir por ese camino y generar campañas de sensibilización y educación para prevenir problemas antes de que comiencen a aparecer.
  • Colaboración interinstitucional: debemos trabajar con otros organismos nacionales e internacionales que fortalezcan el proceso de regulación, brindando un sistema robusto, y lo más importante, asegurando que las licencias puedan ser obtenidas por empresas fiables y que operen en el mercado de manera ética.
  • Impuestos y tarifas: tiene que haber un equilibrio entre recaudar ingresos para el gobierno y permitir que las empresas de iGaming sean rentables. Con impuestos altos se puede terminar sofocando la industria o alentar el juego ilegal. Dicho esto, debemos seguir los pasos de estos países hermanos y luchar contra sitios ilegales. Brasil tiene que estar preparado para hacer lo mismo, cerrando y penalizando a aquellos que operan por fuera del marco legal.
  • Y por último, innovación y adaptación: el mundo de la tecnología avanza cada vez más rápido y tenemos que estar al día con las tendencias en juegos, métodos de pago, métodos de seguridad de datos y todo lo necesario para que el triángulo empresa-gobierno-consumidor funcione a la perfección.

IGF. Cada país latinoamericano tiene sus propios clientes y tendencias específicas de mercado. ¿Cuáles serían algunos de los aspectos clave de Brasil que lo diferencian de sus pares sudamericanos? (Por ejemplo, tipos de juegos preferidos, métodos de pago, contenido preferido, tipos de apuestas, etc.)

LT: Siendo Brasil el país más grande de América Latina y el único en hablar portugués, es lógico que tenga características únicas en el mercado. Hay que tener en cuenta también que en términos deportivos, Brasil tiene la liga más fuerte del continente, con muchos de los principales equipos de la región jugando aquí, lo que ya nos da una pauta de que las apuestas deportivas tienen un peso mayúsculo en las operaciones de iGaming en el país. La pasión del los brasileños por el fútbol es muy grande y es una característica que se puede apreciar desde todas partes del mundo, por lo que es vital seguir fortaleciendo la colaboración entre la industria y los diferentes equipos de fútbol y ligas del país. Esto también sirve como puerta de entrada a otros deportes como el básquetbol, voleibol y muchos más. Es importante entender que no hay límites.

Otra característica que es muy particular del brasileño y que nosotros lo vivimos de cerca desde nuestro surgimiento es el amor por los juegos de Bingo. En 2022 recibimos dos premios como el Operador de Bingo del año, tanto en Brasil como en América Latina y eso habla mucho de cuánto les gusta el bingo a los brasileños. Porque no importa cuánto avanzamos en otros tipos de juegos, al usuario le gusta el viejo y querido BIngo y es un área de juegos que a Betmotion le ha sido muy útil, además porque creamos una comunidad muy linda, con la que hemos hecho muchas cosas. Bueno, sin ir muy lejos, nuestro proyecto de RSE, BetSocial, nace en Bingo.

Otro diferencial que tiene Brasil es en los métodos de pago. El PIX se convirtió rápidamente en el método más elegido por los brasileños a la hora de depositar y retirar sus fondos, por lo que toda la industria se vio en la urgencia de implementar ese método. Y en cuanto a los contenidos preferidos, los crash games vienen arrasando. Este tipo de juegos marcó un antes y después en la oferta de juegos de los casinos online y todo indica que la tendencia seguirá por ese lado. Además, Brasil es un país tan heterogéneo y diverso, que los mismos proveedores de juegos están creando juegos específicos para el país.

IGF. Todavía hay un gran mercado minorista en Latinoamérica. ¿Cree que es posible que las marcas internacionales tengan éxito en Latinoamérica sin presencia minorista? ¿O es el enfoque omnicanal la única forma de ser competitivo en los mercados latinoamericanos?

LT: El mercado minorista en Latinoamérica sigue siendo un componente crucial del paisaje comercial, y no debemos olvidar que la importancia de ello radica en la confianza y familiaridad que ofrece a los consumidores. Sin embargo, no creo que sea necesariamente imposible que las marcas internacionales puedan tener éxito en la región sin una presencia minorista. Veamos, la digitalización y la creciente aceptación de las compras en línea están cambiando la dinámica del mercado. Las marcas que ofrecen servicios o productos que se adaptan fácilmente al entorno en línea, junto con estrategias de marketing efectivas y reconocimiento de marca, pueden establecer una presencia sólida sin necesidad de puntos de venta físicos.

Dicho esto, también es importante resaltar que un enfoque omnicanal podría ser el más beneficioso para muchos mercados en Latinoamérica, porque estás combinando lo mejor de ambos mundos, la conveniencia del comercio electrónico con la tangibilidad y confianza de las tiendas físicas. Tener una presencia física puede ayudar a construir confianza y reconocimiento entre los consumidores.

IGF: ¿Qué regiones de América Latina cree que serán las próximas en explotar?

LT: Argentina ha mostrado un creciente interés en el iGaming. Las provincias del país están avanzando de manera independiente en cuanto a regulaciones, y algunas ya han establecido marcos regulatorios para el juego en línea. Buenos Aires, por ejemplo, ha dado pasos significativos en este sentido. Otro es Chile, con una economía estable y un alto nivel de conectividad a Internet, podría convertirse en un fuerte jugador en la industria del iGaming si decide avanzar con una regulación clara y favorable. Perú sin dudas ha evidenciado un aumento en el interés por las apuestas deportivas y el casino en línea. El país tiene el potencial de ser un mercado importante en la industria y puede mirar de cerca el éxito de su par colombiano para seguir ese camino.

En Centroamérica, Costa Rica ya ha sido sede de varias empresas de la industria, aunque operan dirigidas a mercados internacionales debido a la falta de regulación local. Sin embargo, esta experiencia previa podría facilitar un eventual desarrollo del iGaming para el mercado local.

Es esencial que en este punto mencionar que el éxito y crecimiento del iGaming en estos países dependerá en gran medida de la implementación de regulaciones claras y justas que promuevan la competencia, protejan al consumidor y aseguren un juego responsable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicado en: