Portugalia Positiva, Mientras Los Registros De iGaming Caen En El Cuarto Trimestre

Para un pequeño país en el bor­de occi­den­tal de Europa con­ti­nen­tal, Por­tu­gal está hacien­do mucho rui­do en el iGam­ing.

Aunque las apues­tas deporti­vas dis­min­uyeron en esta nación de 10,22 mil­lones de per­sonas, de acuer­do con el descen­so en goles de su balu­arte fut­bolís­ti­co, Cris­tiano Ronal­do, el juego en línea infor­mó unos ingre­sos bru­tos de juego (GGR) récord de 227,4 mil­lones de euros (194,5 mil­lones de libras) en el Q4 — el sex­to trimestre con­sec­u­ti­vo de crec­imien­to y un 16,4 por cien­to más alto que el mis­mo cuar­til de 2022.

En un cam­bio lejos de los casi­nos tradi­cionales, que vieron un desliz de GGR del 3,9 por cien­to anu­al en el Q4 a 64,6 mil­lones de euros (55,25 mil­lones de libras); el may­or impul­so vino de los iCas­i­nos; aumen­tan­do un 40,7 por cien­to a 154,5 mil­lones de euros (132,14 mil­lones de libras), sobre el mis­mo índice.

Las tra­gaper­ras, sor­pre­sa-sor­pre­sa, dom­i­naron, atrayen­do el 83 por cien­to de todas las apues­tas.

Pero las apues­tas deporti­vas se desplo­maron un 14,8 por cien­to, año tras año, en el trimestre, a 72,8 mil­lones de euros (62,26 mil­lones de libras).

Juego Seguro

El fút­bol, nue­va­mente sin sor­pre­sa, fue el deporte elegi­do para apos­tar, atrayen­do casi las tres cuar­tas partes de todas las apues­tas, segui­do a cier­ta dis­tan­cia por el balon­ces­to y el tenis.

Por­tu­gal tiene aho­ra un esti­ma­do de 4,2 mil­lones de cuen­tas de apues­tas en línea acti­vas en el país, que reg­uló el iGam­ing en junio de 2015.

Las medi­das de juego seguro y de cumplim­ien­to pare­cen estar tenien­do efec­to en la nación ibéri­ca del litoral atlán­ti­co.

La Comis­são de Jogos, Comisión de Jue­gos de Azar, y el Serviço de Reg­u­lação e Inspeção de Jogos, Ser­vi­cio de Reg­u­lación e Inspec­ción de Jue­gos, tomaron medi­das en con­tra de 23 sitios web ile­gales durante el Q4.

Cor­re­spon­di­en­te­mente, tam­bién hubo un sig­ni­fica­ti­vo aumen­to del 41,6 por cien­to, año tras año, en la autoex­clusión, a 215.000 jugadores en el Q4.

Mien­tras tan­to, la indus­tria del juego en Por­tu­gal pagó 81,4 mil­lones de euros (69,62 mil­lones de libras) en impuestos durante el trimestre, un 26,4 por cien­to más que en el Q4 de 2022.

Parece que todo va bien–“Tudo Bom”–en el iGam­ing de Por­tu­gal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicado en:

Etiquetas Editoriales: