ESPN Bet, el gigante Disney se despierta y percibe el atractivo de las apuestas deportivas en Estados Unidos


Del mis­mo modo que los líderes de las casas de apues­tas deporti­vas de Esta­dos Unidos, Fan­Du­el, DraftK­ings y Bet­MGM, están a pun­to de ten­er ganan­cias después de años de tra­ba­jo pio­nero y gas­tar miles de mil­lones para cap­tar cuo­ta de mer­ca­do, el gigante del entreten­imien­to Walt Dis­ney final­mente ha deci­di­do entrar en la refr­ie­ga para con­quis­tar la bazar de apues­tas más difí­cil y lucra­ti­va del mun­do.

¿Tarde al even­to o un cam­bio de juego?

Esa es la pre­gun­ta que aho­ra inqui­eta a los obser­vadores mien­tras el avatar de Dis­ney, ESPN, la mar­ca de medios deportivos más grande de Esta­dos Unidos, estre­na esta sem­ana en 17 esta­dos como ESPN Bet, una empre­sa con­jun­ta de US$1.5 mil mil­lones (£1.2 mil mil­lones) con Penn­Bet, la casa de apues­tas deporti­vas en línea recien­te­mente reba­u­ti­za­da oper­a­da por Penn Enter­tain­ment.

Penn, habién­dose despren­di­do de su socio ante­ri­or, el polémi­co Dave Port­ney de Barstool Sports acu­sa­do de acoso sex­u­al, oper­ará ESPN Bet, mien­tras que ESPN pro­mo­ciona la apli­cación en sus diver­sas platafor­mas dig­i­tales y ter­restres.

En teoría, es un mat­ri­mo­nio de iGam­ing hecho en el cielo: el poder de Dis­ney, la fuerza de ESPN, quizás la mar­ca deporti­va más con­fi­able de Esta­dos Unidos, y la expe­ri­en­cia dig­i­tal de Penn Enter­tain­ment.

¿O no es así?

Fan­Du­el, propiedad de Flut­ter, DraftK­ings con sede en Mass­a­chu­setts y Bet­MGM, una empre­sa con­jun­ta entre MGM Resorts Inter­na­tion­al y Entain del Reino Unido, se han for­ja­do en el fuego de una fer­oz com­pe­ten­cia y en el horno de lo que sigue sien­do en esen­cia un mer­ca­do de apues­tas en línea com­ple­ta­mente nue­vo para el mer­ca­do esta­dounidense.

Los tres están aho­ra en el umbral, según sus últi­mos informes financieros del ter­cer trimestre, de entrar en una esper­a­da ganan­cia sosteni­da en el próx­i­mo año.

Des­de que la Corte Supre­ma de Esta­dos Unidos derogó la Ley de Pro­tec­ción de Deportes Pro­fe­sion­ales y Afi­ciona­dos (PASPA) en 2018, diri­gir una casa de apues­tas deporti­vas no ha sido para los débiles de corazón.

Las apues­tas deporti­vas son aho­ra legales en casi 40 de los 50 esta­dos de EE.UU. (así como en la impor­tante provin­cia cana­di­ense de Ontario), con solo Cal­i­for­nia y Texas como los dos grandes reza­ga­dos.

Hoy en día, uno de cada cin­co esta­dounidens­es afir­ma haber apos­ta­do en deportes, y los apos­ta­dores esta­dounidens­es han apos­ta­do legal­mente alrede­dor de US$220 mil mil­lones (£177.16 mil mil­lones) en resul­ta­dos deportivos des­de la dero­gación de PASPA.

El mes pasa­do, el esta­do de Nue­va York, con ocho casas de apues­tas deporti­vas prin­ci­pales com­pi­tien­do por clientes, superó los US$2 mil mil­lones (£1.61 mil mil­lones) en apues­tas men­su­ales.

Evolu­ción

ESPN Bet, efec­ti­va­mente, es un cam­bio de mar­ca de la casa de apues­tas deporti­vas de Barstool de Penn, que la com­pañía vendió a su fun­dador Port­noy en agos­to por la sim­bóli­ca suma de US$1.

Además de afir­mar la “emo­ción” obvia de lan­zar la antigua-nue­va apli­cación, el CEO de Penn Enter­tain­ment, Jay Snow­den, prometió:

“Se espera que esta alian­za estratég­i­ca amplíe aún más nue­stro eco­sis­tema dig­i­tal y genere un may­or com­pro­miso con los mil­lones de clientes en nues­tras bases de datos dig­i­tales y minoris­tas, lo que dará lugar a opor­tu­nidades atrac­ti­vas de ven­ta cruza­da”.

En cuan­to a ESPN, han lla­ma­do a su entra­da a las apues­tas deporti­vas “una evolu­ción nat­ur­al”.

La mar­ca Penn-ESPN Bet fun­cionará ini­cial­mente durante una déca­da, con la opción de exten­der­se otros 10 años si todo va bien.

“Comen­zamos a analizar el espa­cio de las apues­tas deporti­vas en 2018, antes de la dero­gación de PASPA”, dijo Mike Mor­ri­son, vicepres­i­dente de ESPN de apues­tas deporti­vas y fan­tasía.

“Teníamos cier­ta idea de que las cosas podrían cam­biar y comen­zamos a preparar una estrate­gia y un pro­ce­so sobre cómo ESPN podría involu­crarse en las apues­tas deporti­vas.

“Este es real­mente el sigu­iente paso en el pro­ce­so para nosotros. Sen­ti­mos que en este pun­to hay sufi­ciente aten­ción e interés nacional.

“Poder hac­er ref­er­en­cia a las prob­a­bil­i­dades de apues­tas es una parte fun­da­men­tal de con­tar la his­to­ria del juego que está a pun­to de suced­er. ¿Quién es el favorito, quién va a ganar, por cuán­to, cuál es la expec­ta­ti­va?”

Los apos­ta­dores aho­ra podrán apos­tar a través de la apli­cación ESPN Bet en Nue­va Jer­sey, Pen­sil­va­nia, Mass­a­chu­setts, Illi­nois, Ohio y Ari­zona, entre los 17 esta­dos ini­ciales de lan­za­mien­to.

Con más de 105 mil­lones de vis­i­tantes dig­i­tales úni­cos men­su­ales, una pres­en­cia masi­va en redes sociales (tiene 41 mil­lones de seguidores en Tik­Tok, por ejem­p­lo) y 25 mil­lones de suscrip­tores a su ser­vi­cio de stream­ing, ESPN es un titán de la esce­na de medios deportivos de Esta­dos Unidos.

Pero en el deporte, como en la vida, no hay nada seguro.

Has­ta aho­ra, el úni­co ganador garan­ti­za­do ha sido Dave Port­noy, el hom­bre que vendió su com­pañía por US$550 mil­lones (£442.9 mil­lones) a Penn Enter­tain­ment y la com­pró de vuelta por 100 cen­tavos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicado en:

Etiquetas Editoriales: