Divide y Gobierna: Las Apuestas Deportivas En California Mueren Otro Día

Ese antiguo dicho de que “si Cal­i­for­nia fuera un país, sería el quin­to más rico del mun­do”, va y viene; recordán­donos que el Esta­do Dora­do, con su riqueza, población y fab­u­losos equipos, es sin duda el pre­mio más rico en las apues­tas deporti­vas de Améri­ca del Norte.

Pero aún así; en el pro­fun­da­mente paradóji­co, con­ser­vador, pero per­mi­si­vo Cal­i­for­nia; la lóg­i­ca se nie­ga a com­putar.

Los Grandes Gol­peadores: Fan­Du­el, DraftK­ings, Bet­MGM y sus drones, y sin duda los recién lle­ga­dos al juego en línea ESPN BET (después de todo, este es el esta­do natal de su propi­etario Walt Dis­ney), todos quieren una parte de la acción.

Pero, una vez más, han caí­do en la evasión históri­ca de descon­tar, mejor dicho, igno­rar, la vol­un­tad del pueblo nati­vo amer­i­cano, que en este caso tiene la mano ganado­ra porque por ley tiene un monop­o­lio legal­mente san­ciona­do sobre todas las for­mas de juego en el esta­do; ini­cial­mente cedi­do a ellos como con­sue­lo financiero por todas las tier­ras indias que fueron robadas pero que aho­ra valen miles de mil­lones y miles de mil­lones de dólares.

Solo en octubre pasa­do se pre­sen­taron dos nuevas ini­cia­ti­vas de ley sobre el juego en Cal­i­for­nia que habrían exten­di­do el monop­o­lio sobre las apues­tas deporti­vas pres­en­ciales y en línea a las tribus de juego reg­istradas en el esta­do.

El primer proyec­to de ley prop­uesto, lla­ma­do ten­ta­ti­va­mente “The Trib­al Gam­ing Pro­tec­tion Act”, era una extraña mez­cla que habría per­mi­ti­do al gob­er­nador del esta­do entre­gar direc­ta­mente licen­cias de apues­tas deporti­vas en línea a las tribus recono­ci­das fed­eral­mente.

Una segun­da ini­cia­ti­va, denom­i­na­da “The Sports Wager­ing Reg­u­la­tion and Trib­al Gam­ing Pro­tec­tion Act”, habría pro­hibido especí­fi­ca­mente a las enti­dades no trib­ales entrar en el espa­cio de las apues­tas deporti­vas, a menos que estu­vier­an en sociedad con accionistas nativos amer­i­canos.

El prob­le­ma fue que los patroci­nadores de dichos proyec­tos de ley olvi­daron pre­gun­tar a las tribus qué pens­a­ban sobre las prop­ues­tas.

Asesino de Fac­turas

Es increíble, podrías decir. Sin embar­go, lam­en­ta­ble­mente, esto está total­mente en línea con el reg­istro históri­co cuan­do se tra­ta de riqueza, riqueza poten­cial y per­sonas nati­vas amer­i­canas; como se desta­ca bril­lante­mente en la últi­ma pelícu­la de Mar­tin Scors­ese: “Killers of the Flower Moon”.

“Todo el esfuer­zo alrede­dor de estas ini­cia­ti­vas fue mane­ja­do de man­era abor­reci­ble por los patroci­nadores de la ini­cia­ti­va”, acusó James Siva, pres­i­dente de CNIGA, la Aso­ciación de Jue­gos de Indios Nativos de Cal­i­for­nia, que rep­re­sen­ta a 52 gob­ier­nos trib­ales recono­ci­dos fed­eral­mente en el esta­do.

“[Ellos] no con­sul­taron con las naciones trib­ales antes de la pub­li­cación.

“Este es otro ejem­p­lo de influ­en­cias exter­nas tratan­do de dividir y con­quis­tar a las tribus indias. No vamos a dejar que la his­to­ria se repi­ta.

“Las tribus de Cal­i­for­nia han esta­do par­tic­i­pan­do con éxi­to en el mer­ca­do de jue­gos de azar durante más de cua­tro décadas.

“Esto no sucedió por error, ni sin una con­sid­eración cuida­dosa de los posi­bles efec­tos en nue­stros miem­bros y nues­tras comu­nidades cir­cun­dantes.

“Nosotros, los líderes trib­ales, somos los exper­tos. Y decidi­re­mos qué es lo mejor para nues­tra gente.

“[Estas] ini­cia­ti­vas son un inten­to cíni­co y engañoso de secues­trar, para ben­efi­cio per­son­al, la bue­na vol­un­tad que las tribus han gana­do y man­tenido durante décadas con el pueblo de Cal­i­for­nia.

“La nat­u­raleza deshon­es­ta de estas ini­cia­ti­vas debería ser una señal de aler­ta para cada gob­ier­no trib­al, así como para cada votante en Cal­i­for­nia”, con­tin­uó Siva, (en la foto a la izquier­da).

“Estas medi­das están inten­tan­do dividir y con­quis­tar a las tribas al impul­sar una ini­cia­ti­va que inten­ta legit­i­mar a los oper­adores ilíc­i­tos en el extran­jero y pon­er en ries­go a nue­stros gob­ier­nos.

“La oposi­ción que proviene del país indio es fuerte y clara. Las tribus no se dis­traerán con influ­en­cias exter­nas que hacen prome­sas vacías.

“El país indio se man­ten­drá firme en la pro­tec­ción de nue­stros dere­chos sober­a­nos e inte­gri­dad. Hace­mos un lla­ma­do a los pro­po­nentes para que hagan lo [hon­or­able] y retiren estas ini­cia­ti­vas defec­tu­osas”.

El Águila ha Ater­riza­do de Golpe

La fér­rea oposi­ción de CNIGA a las prop­ues­tas no desan­imó a los patroci­nadores de la segun­da ini­cia­ti­va, la prop­ues­ta de “Sports Wager­ing Reg­u­la­tion and Trib­al Gam­ing Pro­tec­tion Act”, quienes aho­ra salieron a la luz bajo el dis­fraz de la lla­ma­da Eagle1 Acqui­si­tions Corp.

A prin­ci­p­ios de diciem­bre del año pasa­do volvieron con una serie de enmien­das en un inten­to de obten­er el apoyo total del juego trib­al de Cal­i­for­nia.

Las tribus, y sus fon­dos aso­ci­a­dos de bien­es­tar, aho­ra obten­drían un enorme aumen­to en su par­tic­i­pación en los ingre­sos de las apues­tas deporti­vas legal­izadas en el esta­do; lo que Eagle1 plante­a­ba que vería un mane­jo anu­al de aprox­i­mada­mente US$60 mil mil­lones y unos ingre­sos sub­sigu­ientes de alrede­dor de US$3 mil mil­lones al año.

Sería más fácil para las tribus con­ver­tirse en sus pro­pios afil­i­a­dos. Y no ten­drían que pagar nada hacia el cos­to financiero de con­ver­tir el proyec­to de ley en ley.

“Tomamos una prop­ues­ta que con­ta­ba con el apoyo de más de 70 tribus y era una de las proposi­ciones más enfo­cadas en las tribus que jamás haya exis­ti­do, hici­mos enmien­das basadas en comen­tar­ios de tribus y reg­u­ladores y la actu­al­izamos para el panora­ma legal de hoy”, dijo Kasey Thomp­son, el prin­ci­pal arqui­tec­to de la prop­ues­ta de ley de apues­tas deporti­vas.

“Lo que esta­mos tratan­do de hac­er es crear algo que fun­cione para todos. El apoyo trib­al es fun­da­men­tal para el éxi­to de este esfuer­zo y no lo pon­dremos en la bole­ta sin la aprobación de la may­oría de las tribus”.

Se arro­jó nue­va luz sobre el proyec­to de ley, una vez opa­co, que aho­ra se rev­eló que tenía el respal­do de Pala Inter­ac­tive, un oper­ador de iGam­ing, fun­da­do por la Ban­da Pala de Indios en 2013.

“Elim­i­namos el lengua­je que nos dijeron que no fun­ciona­ba para las tribus y por primera vez hemos crea­do algo inclu­si­vo para todos”, dijo Reeve Collins, cofun­dador y direc­tor ejec­u­ti­vo de Pala Inter­ac­tive.

“Esto incluye a las tribus, casi­nos ter­restres, reg­u­ladores, oper­adores de fuera del esta­do y la gente de Cal­i­for­nia.

“Esta es una prop­ues­ta pro­gre­sista y cen­tra­da en las tribus que final­mente allana el camino para las apues­tas deporti­vas en Cal­i­for­nia”.

‘Morons’ fuera del Espa­cio

“Estos actos están dis­eña­dos para pro­te­ger a las tribus de CA y a los con­tribuyentes de CA que están vien­do cómo sus dólares van a sitios de jue­gos no reg­u­la­dos en el extran­jero”. Collins afir­mó.

Un cier­to Ryan Tyler Walz, un hom­bre has­ta aho­ra poco nota­do en los cír­cu­los de la indus­tria del juego, tam­bién fue iden­ti­fi­ca­do como un jugador clave detrás de Eagle1.

La prop­ues­ta, que pre­tende lle­var las apues­tas deporti­vas a Cal­i­for­nia, donde dos otras proposi­ciones com­peti­do­ras de 2022, una respal­da­da por indios, la otra respal­da­da por Fan­Du­el y DraftK­ings, habían fal­la­do, nece­sita­ba comen­zar a recolec­tar las alrede­dor de 900,000 fir­mas de votantes reg­istra­dos del esta­do este mes, enero, para cumplir con el pla­zo leg­isla­ti­vo.

Pero fue asesina­do con un solo comen­tario con­de­na­to­rio de Vic­tor Rocha (en la foto, a la derecha), pres­i­dente de la Con­fer­en­cia de la Aso­ciación de Jue­gos Indios, quien tuiteó: “Esta cosa está tan muer­ta. Kasey Thomp­son y Ryan Tyler Walz son idio­tas.

“Lo escuchaste aquí primero”.

‘Eso’ cier­ta­mente lo hizo para Kasey Thomp­son. Aho­ra se ha reti­ra­do del cam­po de batal­la de las apues­tas deporti­vas de Cal­i­for­nia.

“Esta ini­cia­ti­va se suponía que era para las tribus, pero solo está cau­san­do división”, dijo el inmóvil Eagle1.

“Esa nun­ca fue mi inten­ción. Aho­ra veo que la unidad nece­saria no está lle­gan­do.

“Y entonces estoy cumplien­do mi pal­abra y no avan­zan­do. La estoy reti­ran­do por com­ple­to”.

Publicado en:

Etiquetas Editoriales: