Chile Avanza en Desarrollos Regulatorios de iGaming


El gobierno chileno ha aprobado formalmente resoluciones esenciales para iniciar el juego en línea regulado, según lo propuesto por la Comisión Económica de la Cámara de Diputados. Esto forma parte de una evaluación meticulosa y formación de estrategias relacionadas con las regulaciones de iGaming y apuestas deportivas bajo el Proyecto de Ley 035/2022, del cual los nuevos 15 artículos son un componente, estipulando tanto actividades de juego en línea permitidas como restringidas.

Dichos artículos fueron formulados diligentemente por la Subsecretaria de Economía Heidi Berner y Vivien Villagrán, la Superintendenta de Casinos de Juego de Chile (SCJ). Encarnan el marco legislativo fundacional que, tras su esperada legalización, regirá las operaciones de juego en línea y apuestas deportivas. Estos artículos no solo designan las actividades particulares de iGaming a ser licenciadas, sino que también describen aquellas que seguirán estando prohibidas.

Desde la aprobación del proyecto de ley en marzo, varias secciones del gobierno han estado colaborando sistemáticamente para establecer disposiciones detalladas de políticas. Los artículos recientemente introducidos enmarcan los parámetros para procesar actividades ilícitas relacionadas con el juego en línea, instituyendo medidas punitivas para las infracciones de las regulaciones de iGaming.

Clave entre los artículos, el Artículo 40 otorga a las autoridades el poder para tomar acciones legales contra operaciones de juego sin licencia, mientras que el Artículo 15 dicta penas, que abarcan encarcelamiento menor y una multa de 15 a 20 unidades tributarias mensuales, para manipular un evento de apuestas para influir en los resultados del mercado. Artículos adicionales elaboran sobre penas pertinentes a la corrupción, ciberdelitos y fraude dentro de la esfera del juego en línea. Berner subrayó que estos artículos actuarán como un baluarte «para asegurar transparencia y seguridad en las actividades de apuestas virtuales».

Para facilitar las operaciones de iGaming en Chile, se requerirá que los futuros licenciatarios registren todos los productos de iGaming en el Ministerio de Hacienda, además de registrar un beneficiario legal para representar la licencia. Este beneficiario, que puede ser de origen chileno o extranjero, estará investido con privilegios de voto o derechos de veto con respecto a un solicitante o una empresa operativa.

A medida que el gobierno apunta a inaugurar el juego en línea regulado a finales de año, se anticipa que el Ministerio de Hacienda revelará sus recomendaciones con respecto a las tarifas de licencia y propuestas fiscales en las próximas semanas.

En un desarrollo relacionado, el mes pasado el Congreso Nacional anunció la creación de una comisión para examinar las regulaciones de Chile sobre publicidad de apuestas deportivas. Esta comisión, bajo el liderazgo del Ministro de Deportes Jaime Pizarro, evaluará las afiliaciones entre los clubes de fútbol y las empresas de juegos de azar tanto internacionales como nacionales. Además, investigará un discordia entre la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) y el Ministerio de Justicia sobre el patrocinio de apuestas, donde el Ministerio ha dirigido a la ANFP a aplicar reglas introducidas en la nueva Ley de Integridad Deportiva de Chile. Por el contrario, la ANFP sostiene que las apuestas deportivas son legales y anticipa la introducción de un marco legal por parte del gobierno.

Esta transición hacia un entorno de iGaming más regulado en Chile indica una era de supervisión rigurosa y desarrollo estructurado en el sector de iGaming, con el objetivo de lograr un equilibrio entre el desarrollo económico y el mantenimiento de la integridad de los eventos deportivos y actividades en línea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicado en:
Etiquetas Editoriales: